Derecho Internacional Humanitario

DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO

¿Qué es el Derecho Internacional Humanitario?

            El Derecho Internacional Humanitario (DIH) es un conjunto de normas que, por razones humanitarias, trata de limitar los efectos de los conflictos armados. Protege a las personas que no participan o que ya no participan en los combates y limita los medios y métodos de hacer la guerra. El DIH suele llamarse también “derecho de la guerra” y “derecho de los conflictos armados”.

            El DIH se aplica en situaciones de conflicto armado. No es el encargado de determinas si un Estado tiene o no tiene derecho a recurrir a la fuerza.

¿Qué ámbitos cubre el DIH?

El Derecho Internacional Humanitario cubre dos ámbitos:

– La protección de las personas que no participan o que ya no participan en las hostilidades.

– Una serie de restricciones de los medios de guerra, especialmente las armas, y de los métodos de guerra, como son ciertas tácticas militares.

¿En qué consiste esa protección?

            Las partes en conflicto deberán hacer distinción, en todo momento, entre población civil y combatientes, con miras a preservar a la población civil y los bienes de carácter civil. Ni la población civil como tal ni las personas civiles serán objeto de ataques.

El DIH protege a las personas que no toman parte en las hostilidades, como son los civiles y el personal médico y religioso. Pero también protege a las personas que ya no participan en los combates, por ejemplo, los combatientes heridos o enfermos, los náufragos y los prisioneros de guerra.

Esas personas tienen derecho a que se respete su vida y su integridad física y moral, y se benefician de garantías judiciales. Serán, en todas las circunstancias, protegidas y tratadas con humanidad, sin distinción alguna de índole desfavorable.

            En particular, está prohibido matar o herir a un adversario que haya depuesto las armas o que esté fuera de combate. Los heridos y los enfermos serán recogidos y asistidos por la parte beligerante en cuyo poder estén.

¿A qué restricciones están sometidos los medios y métodos de hacer la guerra?

El DIH prohíbe, entre otras cosas, los medios y los métodos militares que:

• no distinguen entre las personas que participan en los combates y las que no, a fin de respetar la vida de la población civil, de las personas civiles y los bienes civiles (Por eje. Bomba atómica);

• causan daños superfluos o sufrimientos innecesarios (Por eje. Minas antipersonal);

• causan daños graves y duraderos al medio ambiente (Por eje. Napalm).

¿Es aplicable el DIH en los “conflictos nuevos”?

            Hoy, se habla mucho de conflictos «nuevos». Esta expresión abarca, efectivamente, dos tipos de conflictos distintos: los llamados «desestructurados» y los denominados de «identidad» o «étnicos». El hecho de entrecomillar esas expresiones denota cierta vaguedad en la terminología actualmente utilizada.

            En esos conflictos «desestructurados» y «de identidad», en los que la población civil está especialmente expuesta a la violencia, sigue siendo aplicable el derecho internacional humanitario.

            Así pues, no porque las estructuras estatales se hayan debilitado o sean inexistentes hay un vacío jurídico por lo que al derecho internacional se refiere. Muy al contrario, es precisamente en esas situaciones cuando el derecho humanitario adquiere mayor importancia y todo su valor.

            Sin embargo, hay que admitir que la aplicación de ese derecho es más difícil en ese tipo de conflictos. La falta de disciplina de algunos contendientes, el armamento de la población civil como consecuencia de la proliferación de armas, la cada vez más confusa distinción entre combatientes y no combatientes hacen que, a menudo, los enfrentamientos tengan un cariz de extremada brutalidad con muy poca cabida para las normas de derecho.

¿Cuándo se aplica el Derecho Internacional Humanitario?

            El DIH sólo se aplica en caso de conflicto armado. No cubre las situaciones de tensiones internas ni de disturbios interiores, como son los actos aislados de violencia. Sólo es aplicable cuando se ha desencadenado un conflicto y se aplica por igual a todas las partes, sin tener en cuenta quien lo inició.

El DIH distingue entre conflicto armado internacional y conflicto armado sin carácter internacional. En los conflictos armados internacionales se enfrentan, como mínimo, dos Estados (cabe destacar que la guerra de liberación nacional ha sido elevada al rango de conflicto armado internacional). Aplicable los Convenios de Ginebra y en el Protocolo adicional I.

            En los conflictos armados no internacionales se enfrentan, en el territorio de un mismo Estado, las fuerzas armadas regulares y grupos armados disidentes, o grupos armados entre sí. Cabe destacar que para que un conflicto armado no internacional sea reconocido como tal, los combates revestirán cierta intensidad y se prolongarán durante cierto tiempo.

A diferencia de los conflictos armados no internacionales los disturbios interiores se caracterizan por una profunda perturbación del orden interno debida a actos de violencia que no tienen las particularidades de un conflicto armado (por ejemplo, motines, lucha de facciones entre ellas o contra las autoridades en el poder…).

En ellos se aplica una serie más limitada de normas, en particular las disposiciones del artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra y el Protocolo adicional II.

Crimen de lesa humanidad

            Crimen de lesa humanidad o crimen contra la humanidad son aquellos crímenes que por su aberrante naturaleza ofenden, agravian, injurian a la humanidad en su conjunto.

            La palabra leso significa agraviado, lastimado, ofendido.

            El sujeto activo o quien realiza estos actos son los funcionarios estatales o miembros de organizaciones políticas o grupos armados. El sujeto pasivo, la víctima, quien sufre estos actos es la población civil. La acción son actos sistémicos, generalizados, no abarca los actos aislados o al azar. La acción es imprescriptible, no tienen fecha de vencimiento.

Genocidio

            El genocidio es un crimen que se encuentra dentro de los crímenes de lesa humanidad.

Derecho Internacional Humanitario y/o Derechos Humanos. Diferencias, similitudes.

            El derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos (en adelante, derechos humanos o DD.HH.) son complementarios. La finalidad de ambos es proteger la vida, la salud y la dignidad de la persona humana, aunque desde ángulos diferentes.

Aunque algunas de sus normas son similares, estas dos ramas del derecho internacional se han desarrollado por separado y figuran en tratados diferentes. En particular, el derecho de los derechos humanos, a diferencia del DIH, es aplicable en tiempo de paz y muchas de sus disposiciones pueden ser suspendidas durante un conflicto armado.

Por otra parte los derechos humanos se aplican a todos sin distinción (en cambio el DIH sólo se aplica a quienes no participan –o han dejado de participar– en las hostilidades). Su principal objetivo es proteger a las personas contra la arbitrariedad de su respectivo Gobierno.

El Derecho Internacional Humanitario (DIH) se aplica en situaciones de conflicto armado, mientras que los Derechos Humanos (DD.HH.) o, al menos, algunos de ellos protegen a la persona humana en todo tiempo, haya guerra o paz. Sin embargo, algunos tratados de derechos humanos autorizan a los Gobiernos a suspender ciertos derechos en situaciones de emergencia pública con excepción de los derechos humanos llamados: núcleo. El DIH no admite derogación o suspensión alguna, dado que fue concebido para situaciones de emergencia, en particular los conflictos armados.

El «núcleo» de los DD.HH.

Los instrumentos jurídicos internacionales de derechos humanos contienen cláusulas por las que se autoriza a los Estados, confrontados con un peligro público grave, a suspender los derechos en ellos previstos, exceptuados (núcleo), no obstante, algunos derechos fundamentales previstos en cada tratado, que han de ser respetados en todas las circunstancias.

Derechos como son el derecho a la vida, la prohibición de la tortura, los castigos o tratos inhumanos; la esclavitud y la servidumbre; el principio de legalidad y de no retroactividad de la ley.

Esos derechos fundamentales, que los Estados están obligados a respetar en todas las circunstancias –incluso en caso de conflicto o de disturbios–, reciben el nombre de «núcleo» de los derechos humanos.

Terminología:

Las expresiones «derecho internacional humanitario», «derecho de los conflictos armados» y «derecho de la guerra» pueden considerarse como equivalentes. Las organizaciones internacionales, las universidades o los Estados suelen emplear la expresión «derecho internacional humanitario» o «derecho humanitario», mientras que, las fuerzas armadas, utilizan las otras dos con más frecuencia.

¿Dónde se encuentra el Derecho Internacional Humanitario?

            El DIH se encuentra esencialmente contenido en los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, en los que son parte casi todos los Estados de la Comunidad Internacional. Estos Convenios se completaron con otros dos tratados: los Protocolos adicionales de 1977 relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados.

            Hay asimismo otros textos que prohíben el uso de ciertas armas y tácticas militares o que protegen a ciertas categorías de personas o de bienes. Son principalmente:

• la Convención de la Haya de 1954 para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado y sus dos Protocolos;

• la Convención de 1972 sobre Armas Bacteriológicas;

• la Convención de 1980 sobre Ciertas Armas Convencionales y sus cinco Protocolos;

• la Convención de 1993 sobre Armas Químicas;

• el Tratado de Ottawa de 1997 sobre las Minas Antipersonal;

• el Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados.

Ginebra y La Haya

            El derecho internacional humanitario (DIH) –también denominado derecho de los conflictos armados o derecho de la guerra– comprende dos ramas distintas:

• El «derecho de Ginebra», cuyo objetivo es proteger a los militares que han dejado de participar en los combates y a las personas que no participan directamente en las hostilidades, por ejemplo, la población civil.

• El «derecho de La Haya», por el que se determinan los derechos y las obligaciones de los beligerantes en la conducción de las operaciones militares y se limita la elección de los medios para perjudicar al enemigo.

Estas dos ramas del DIH reciben su nombre de la respectiva ciudad donde fueron inicialmente codificadas. Con la aprobación de los Protocolos adicionales de 1977, en los que se han reunido ambas ramas, hoy esta distinción sólo tiene un valor histórico y didáctico.

Prohibición de la Guerra

            Hasta el término de la Primera Guerra Mundial, el recurso a la guerra no se consideraba como un acto ilícito, sino como un medio aceptable para solucionar las controversias.

            El primer paso en ese aspecto se dio recién en 1919, con el Pacto de la Sociedad de Naciones y, en 1928, el Tratado de París (Pacto Briand-Kellogg) donde tendían a prohibir la guerra, o al menos la permitían como última ratio. Pero fue, en particular, la aprobación de la Carta de las Naciones Unidas, el año 1945, la que confirmó esa tendencia: «Los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza (…).»

            Excepción a la prohibición de la Guerra: Legítima Defensa

Sin embargo, cuando un Estado –o un grupo de Estados– es objeto de una agresión por otro Estado –o grupo de Estados–, la Carta de las Naciones Unidas defiende el derecho de legítima defensa, individual o colectiva.

Asimismo, el Consejo de Seguridad tiene la potestad de decidir (basándose en el capítulo VII de la Carta) el empleo colectivo del uso de la fuerza mediante:

• medidas coercitivas –cuyo objetivo es restablecer la paz– contra un Estado que sea amenaza para la seguridad internacional;

• medidas para mantener la paz en forma de misiones de observación o de misiones de mantenimiento de la paz.

¿Qué es un Crimen de Guerra?

Por crímenes de guerra se entienden, en general, las violaciones graves del derecho internacional humanitario cometidas durante conflictos armados internacionales y no internacionales.

Cabe destacar que el Tribunal Penal Internacional para ex Yugoslavia ha reconocido que, a tenor del derecho consuetudinario internacional, la noción de crimen de guerra se aplica, asimismo, a las violaciones graves cometidas durante los conflictos armados no internacionales. Dicha noción también es recogida en el Estatuto del Corte Penal Internacional.

Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)

El Comité Internacional de la Cruz Roja es considerado guardián de los Convenios de Ginebra y demás tratados que conforman el DIH.

Fundado, el año 1863, por cinco ciudadanos suizos (Henry Dunant, Guillaume-Henri Dufour, Gustave Moynier, Louis Appia y Théodore Maunoir) que fueron testigos casuales de la Batalla de Solferino (1859). Al observar la falta de asistencia total para los heridos en dicha batalla, decidieron organizarse junto a los residentes locales para brindar asistencia a los heridos. Este acto dio origen al trato humano a las personas que dejaron de participar en los enfrentamientos (sin importar el bando al que pertenecían) y se adoptó un signo protector neutral para quienes ayudaban a las víctimas de los conflictos, dicho signo distintivo fue la bandera suiza con sus colores invertidos: una cruz roja sobre el fondo blanco.

En caso de conflicto armado internacional, el CICR basa sus actividades en los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y en el Protocolo adicional I de 1977. En efecto, en dichos tratados se le reconoce el derecho a ejercer ciertas actividades, como son socorrer a los militares heridos, enfermos o náufragos, visitar a los prisioneros de guerra, intervenir en favor de la población civil y, en general, velar por que las personas protegidas sean tratadas de conformidad con el derecho humanitario.

En caso de conflicto armado no internacional, el CICR basa sus actividades en el artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra y en el Protocolo adicional II.

Prof. Marcelo A. Cespedes

Sitio Web Oficial:
CICR: http://www.cicr.org/
CPI: http://www.icc-cpi.int/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s